Viola Guevara

La madre de Oristela Batista, una joven que fue asesinada un amanecer de un 8 de diciembre de 1995, le da "gracias a Dios", que finalmente el causante de la muerte de su hija, Frank Luzer Pardo, fuera finalmente extraditado, luego de su recaptura, tras fugarse del Centro Penitenciario La Joyita en el 2006.

"Le doy gracias a Dios que ya está aquí en Panamá y que cumpla su condena" fueron parte de las palabras de la señora que aunque dijo estar tranquila porque el autor de la muerte de su hija volverá a la cárcel, esto no se la devolverá, "no hay años de cárcel que me puedan regresar a mi hija"El pasado 24 de febrero Oristela hubiera cumplido 36 años.

Publicidad

Publicidad