El proyecto de ley que reforma el Código Procesal Penal fue aprobado en tercer debate por el Pleno de la Asamblea Nacional, en medio de diferencias entre miembros de la bancada oficilista.