Kathyria Caicedo

Los gremios médicos no critican la contratación de nuevos profesionales, sino más la forma en que se ha desarrollado el proceso para la aprobación de la ley que autoriza al Ministerio de Salud (MINSA) y a la Caja de Seguro Social (CSS) a contratar profesionales y técnicos de la salud extranjeros. Es más, Julissa Rodríguez, presidenta de la Asociación de Médicos Especialistas del hospital Santo Tomás, aseguró que la forma crea suspicacia.

Desde la semana pasada, la Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) y la Asociación de Médicos Especialistas del hospital Santo Tomás decretaron un paro a nivel nacional en rechazo de esta ley, que solo requiere la sanción del presidente Ricardo Martinelli.

Publicidad

Rodríguez reiteró que su principal exigencia es que la ley sea vetada y que los puntos sensitivos sean incluidos dentro del documento.

Por su parte, el doctor Ricardo Jaramillo aseguró que su principal temor es que los médicos que se contraten no sean lo suficientemente profesionales para atender los pacientes.

La posibilidad de una privatizaciónUno de los puntos de los médicos es que esta ley promueve la privatización, sin embargo las autoridades niegan que este factor este incluido en el documento. Al respecto, la doctora Rodríguez explicó que esta es una ley que junto a otras tres crean el escenario perfecto para la entrada del mismo sistema de salud que se implementó en otros países como Costa Rica y que produjo la quiebra de la Caja de Seguro Social.

Publicidad