Viola Guevara Gallimore

Bebés con estrabismo, problemas de audición, varias intervenciones quirúrgicas es parte del “vía crucis” que han enfrentado los neonatos envenenados con alcohol bencílico en la Caja de Seguro Social, que según uno de los padres de los bebés han sido dos años de muchas dificultades.

En medio de esta triste situación, los padres de familia esperan verdadera justicia y la aprobación rápida del proyecto de Ley 111 que brinda una pensión vitalicia para los bebés afectados por esta tragedia registrada en agosto del 2013. La pensión sería de B/600.00.

Publicidad

“Siento que es como un respaldo que nuestros hijos van a tener después de tanto daño, es una lucha bien dura”, fueron parte de las palabras del señor Salomón Moreno, padre de uno de los bebés afectados.

En tanto, Isauro González, abogado de una de las familias, se refirió al caso en materia judicial, indicando que pese a que hay dos querellas en curso, el Ministerio Público (MP) no ha llamado a indagatoria al exdirector de la CSS Guillermo Sáez Llorens y el exdirector de Farmacias y Drogas del Ministerio de Salud, Eric Conte. Unas 8 personas están imputadas en la investigación que realiza el MP.

En el 2013, 13 bebés fueron intoxicados en la Sala de Neonatología de la CSS con alcohol bencílico, solo 4 sobrevivieron.

Publicidad