Teiga Castrellón

El viceministro de Economía y Finanzas, Jorge Almengor, indicó que el actual Gobierno heredó unos B/. 4,920 millones en deudas de administraciones pasadas, las que han estado tratando de pagar a través de la emisión de bonos y la ampliación de la deuda externa.

Una vez pagada la deuda a los proveedores, las vigencias expiradas a algunos sectores y los intereses preferenciales a los bancos, se podrá reactivar la segunda fase de reactivación del sector de construcción de inmobiliarias y la inversión social.

Publicidad

"El problema real es que el Estado, que es el que tiene que hacerle frente a esta obligación con los bancos, no se las paga en tiempo oportuno y los bancos por supuesto que van a restringir sus financiamientos de nuevos proyectos de este tipo de vivienda. Al restringirlo los promotores no van a tener capacidad de financiar sus proyectos y al mismo tiempo no tendrían la capacidad de contratar mano de obra. Es una cadena de valor negativa que afecta al sector de la construcción, que es más o meno 6.5% del PIB", indicó Almengor.

El viceministro fue enfático en señalar que este Gobierno tendrá disciplina fiscal, para evitar la acumulación de deudas que generó una recesión económica en ciertos sectores del país.

"Lo que tenemos que hacer ahora es que el financiamiento del Estado se oriente específicamente a la inversión en proyectos de infraestructuras y proyectos sociales que de verdad permen en una mejora de la calidad de vida de las personas"; sentenció el viceministro.

El viceministro también habló sobre la renegociación de los B/. 524 millones que se le adeuda a la Caja del Seguro Social, destacando que se les emitió unos títulos a favor de la CSS que les serán pagado en unos años.

Hasta la fecha se ha pagado unos mil 200 millones.

El viceministro aseguró que están reordenando las finanzas y sobre el aumento del salario mínimo se detectó que el crecimiento económico será menor al de otros años y se verificará la capacidad de las empresas y del Gobierno de sostener ese aumento para poder decidir si este es aplicable.

Para este 2019 el crecimiento económico se pronostica en un 3.5%.

Publicidad