Científicos panameños detectan mutación de cepa del coronavirus propia de Panamá

Nimay González

El jefe de genómica del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud (ICGES), Alexander Martínez, explicó este miércoles que a través de la secuenciación del coronavirus en Panamá, han logrado detectar una mutación en la cepa, la cual ha sido denominada A2 PAN.

Publicidad

Explicó que a nivel mundial los investigadores están buscando la forma de cómo trazar un seguimiento al coronavirus, para lo cual se ha ido nombrando de acuerdo a algunos linajes. Se sabe que el Linaje A fue el primero que apareció, el Linaje B apareció casi al a vez y ambos se diferencian por algunos cambios en su ADN; en base a eso se procedió a clasificar los linajes en A1, A2, A3, B1, B2, B3, etcétera.

En ese sentido, Martínez detalló que en Panamá el primer linaje que llegó fue el A2, y a través de la selección de 154 casos positivos de COVID-19 elegidos de manera aleatoria, han logrado determinar que un total de 61 tenían un cambio, lo que corresponde a la mutación A2 PAN, es decir que es característica de Panamá.

“El A2 que es el primer linaje que llegó aquí en Panamá, con los análisis de genoma que hemos hecho encontramos que ese A2 común que estaba circulando adquirió una mutación, entonces al adquirir esa mutación lo hace característico… el A2 PAN significa que es un linaje A2 que aquí en Panamá llegó, ha infectado a número de personas de las que hemos secuenciado y tiene esa característica específica”, indicó Martínez.

Agregó que de hecho, esta mutación todavía no se ha descrito en ninguna otra parte del mundo, “y por eso nosotros le decimos A2 PAN, A2 panameño hasta que colaboradores e investigadores de otras partes del mundo vean nuestros resultados, los validen y ya se le ponga apropiadamente el número”.

Añadió que la incidencia de esta mutación propia de Panamá es silenciosa, es decir, no hay un cambio evolutivo en la proteína, por lo que la afectación que tiene en los pacientes no confiere mayor severidad o ser más suave.

“Esa mutación por ahora es una mutación que no causa cambios en las proteínas, es una mutación que nosotros llamamos silenciosa que al final a pesar de que hay un cambio en el ADN no confiere un cambio en la forma del virus y eso es importante porque nos permite darle seguimiento al virus y según se ve, este virus que ha infectado a número de personas en Panamá no ha cambiado en su expresión fenotípica, en las proteínas que él expresa”, manifestó.

El hecho que circule una mutación del COVID-19 en Panamá no es una novedad, pues a nivel mundial se detecta que este virus tiene una mutación cada 10 días, indicó el experto detallando que los virus no mutan para ser más intensos o leves, sino para sobrevivir y permanecer afectando a personas.

Publicidad