Captura del presunto líder de la secta religiosa que operaba en la Comarca Ngäbe Buglé

Odalis Núñez

La medida de detención provisional le fue impuesta al presunto líder de una secta religiosa que operaba en la Comarca Ngäbe Buglé.

Publicidad

Durante una audiencia de control desarrollada este jueves, al adolescente le imputaron cargos por los delitos de abuso sexual y maltrato al menor.

El investigado fue judicializado por la Fiscalía Especializada de Adolescentes, a cargo del Fiscal Johny Torres, toda vez que cuando se dieron los hechos el mismo contaba con 17 años de edad.

La diligencia que duró alrededor de 2 horas en el Juzgado de Niñez y Adolescencia se llevó a cabo luego de un informe médico emitido por el Hospital Rafael Hernández de David, provincia de Chiriquí, donde el joven se encontraba recluido hasta la 1:00 p.m. de hoy, tras de presentar quebrantos de salud en las instalaciones de la Policía de Niñez y Adolescencia.

El fiscal Torres, informó que la ley permite solicitar por 9 meses la detención provisional, en atención a ello “se nos permitió sustentar esa petición que fue acogida por parte del Juzgado de Niñez y Adolescencia”.

Sobre su presunto liderazgo en la secta, Torres manifestó “como toda investigación se documentó tal situación y consta en la investigación por parte de la Fiscalía de Adolescencia, sin embargo estamos en una etapa preliminar”.

El fiscal también indicó que se ha dado el traslado de algunas de las víctimas del área de la Comarca a la provincia de Chiriquí.

Los dos menores de edad, entre los 12 a 14 años, quienes se encontraban junto al imputado al momento de la aprehensión, fueron recuperados y puestos a órdenes del Juzgado de Niñez y Adolescencia de Chiriquí. Con ellos se eleva a 5 el número de menores de edad, presuntas víctimas de este grupo.

Sostuvo que tras la imputación de cargos se le concedió un término de 3 meses para la investigación, por lo cual realizan diligencias en la Comarca para recabar elementos de convicción que consideran importantes en el caso.

El joven fue detenido ayer 9 de septiembre, en el distrito de Ñurum.

La investigación inició luego que tres menores de edad fueron rescatados el pasado 15 de agosto en la apartada comunidad de Guayabal, tras la denuncia de uno de los secuestrados que logró escapar. 

Por este caso hay cinco personas detenidas, entre ellas dos hombres y una mujer detenidos, así como un menor de 17 años de edad.

Además, la madre de una bebé de dos meses de edad, que terminó en manos de la supuesta secta religiosa, fue imputada por los delitos de de abandono y maltrato al menor, y se le dictó la medida cautelar notificación periódica.

Publicidad