Panamá Nacionales -  16 de septiembre 2020 - 11:14hs

TI: "Hay un caldo de cultivo para la corrupción" en medio de pandemia, enfatiza rol de la Contraloría

Nimay González
Por Nimay González

Olga de Obaldía, directora de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, Capítulo Panameño de Transparencia Internacional, advirtió este miércoles sobre la posible existencia de un “caldo de cultivo para la corrupción” en medio de la pandemia de la COVID-19.

“Hay un caldo de cultivo para la corrupción que en este momento tiene tres aristas: uno las compras directas que pueden generar el peligro de que el Estado quede secuestrado por intereses económicos específicos de gente, empresas o grupos económicos que estén conectados con los funcionarios; segundo, que el Estado compre insumos fuera de los costos del mercado, es decir que se le venda más caro, que no sea un precio justo; y tercero, que los productos no sean de la calidad o nunca lleguen aunque se desembolsen, ese es el caldo de cultivo de la corrupción que genera una circunstancia como esta” , detalló De Obaldía en RPC Radio.

 Embed      

Añadió que además en medio de la excepcional en las contrataciones públicas por la pandemia no ha existido transparencia, lo cual limita la posibilidad de fiscalización por parte de la ciudadana.

“Normalmente la corrupción o la posibilidad de corrupción se da fuera del ojo público, cuando sale el contrato publicado ya se dieron los conflictos de interés, las compras directas, la falta de competencia, la falta de transparencia, no sabemos quiénes son los verdaderos dueños o beneficiarios últimos de las empresas que obtienen los contratos, no conocemos las relaciones con los funcionarios en el poder” , expresó.

Agregó que frente al estado de excepción en el que continúa el país, la Contraloría General de la República debe ejercer un rol que va más allá que solo verificar los precios, siendo esta entidad el último bastión de control.

“¿Cuántos casos (de corrupción) hay? El problema es que por la falta de transparencia que estamos teniendo tenemos sospecha de la posibilidad, ya hay nueve investigaciones iniciadas por el Ministerio Público, dos iniciadas por la Procuraduría de la Administración, y si tenemos una Contraloría que no entiende su rol de refrendo más allá de verificar los precios, entonces sí hay una mayor posibilidad de que estemos sin saberlo frente a múltiples actos de posible corrupción solamente porque lo que no se examina no es posible verificarse”, enfatizó.

Añadió que esto ocasionaría caer un el ciclo en la justicia en Panamá en el cual solo se ven los actos de corrupción después que son cometidos, se inician las investigaciones y no se terminan.

“Siempre estamos en Panamá correteando el hecho corrupto después que ya de dio, de hecho hay como un mal entendimiento en la sociedad de que la transparencia y la lucha contra la corrupción es siempre desde el punto de vista de la judicialización de los casos, cuando ya se dio la corrupción, cuando hay que perseguir a los corruptos y hay que tratar de recuperar lo robado, pero la transparencia es mucho más que eso, son los controles que tienen las leyes y el sistema para poder prevenir estos hechos” , recalcó.

Por otro lado, De Obaldía reiteró que en el caso del contrato del Hospital Modular, la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana, Capítulo Panameño de Transparencia Internacional (TI), mantiene el criterio jurídico de que el Contralor debió rechazar el refrendo.