La reapertura gradual de la construcción no permite el llamado de todos los obreros

Teiga Castrellón

El vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap), José Ramón Icaza, indicó a Radiografía que en estos momentos de 100 mil obreros con contratos suspendidos, solo 4 mil han sido llamados a laborar.

El empresario indicó que esto se debe a la difícil situación que está viviendo la construcción a consecuencia de la pandemia del coronavirus y a las condiciones de reapertura gradual que han impuesto las autoridades sanitarias.

Publicidad

"Lo que estamos viendo ahorita mismo es que los contratistas y los subcontratistas menores para poder tomar de vuelta los proyectos, requieren obviamente un apoyo por parte del promotor, por parte del constructor de abonos adicionales a las cuentas que ya habían sido pagadas o los contratos que ya habían sido pagados, para que ellos puedan retornar. Entonces ya estamos viendo muchos contratistas que no pueden regresar a la obra, porque no pueden regresar a la empresa", indicó Icaza.

La estadística que tiene la Cciap es que un 40% de las empresas a nivel nacional no podrán reabrir.

Icaza destacó que para llegar al nivel de producción que se tenía antes de la pandemia podría demorar seis meses, en vista de que la reapertura gradual y la recuperación ralentizarán a esta industria.

Icaza también hizo el llamado al Gobierno de hacer un Fondo de Garantías Estatales para poder destrancar el crédito que tienen los bancos privados y estatales para apoyar a los empresarios en su falta de liquidez.

Publicidad