Ya hay una transmisión comunitaria sostenida en todo el país por lo que el riesgo de contagio es más alto, explicó Sáez-Llorens

Linda Batista

El infectólogo Xavier Sáez-Llorens apeló a la autocuarentena de 7 a 10 días para cortar la transmisión del COVID-19 y fortalecer las medidas de bioseguridad.

Según explicó, ya hay una transmisión comunitaria sostenida en todo el país por lo que el riesgo de contagio es más alto.

Publicidad

Para Sáez-Llorens las medidas aplicadas son “tímidas y tenues”. “Aumentar un poquito de horas el toque de queda y aplicar ley seca por horas no funciona. Se debe restringir la movilidad en todo el territorio, y complementar las medidas de bioseguridad”, señaló.

Recomendó contemplar las alternativas pasadas e implementarlas, como cuarentena de fines de semana y la restricción de movilidad, de modo que se pueda evitar la cuarentena rigurosa que se aplicó al principio, y que afectó significativamente la economía.

“Dos mil casos en un día, eso se veía venir… pero lo preocupante es que de dos mil casos, cada persona puede tener de 10 a 15 contactos, casos que pueden salir en los próximos días. Las cifras son realmente preocupantes”, sostuvo.

Ante esto, epidemiólogos están sugiriendo la autocuarentena y que las empresas dividan su personal en equipos y que trabajen una semana de forma presencial y otra en teletrabajo pero que los colaboradores cumplan la cuarentena.

Asimismo, recomiendan el uso de la careta facial y mascarilla en el transporte público.

“Si nos autoconfinamos durante una semana antes de visitar a nuestros padres, disminuimos la posibilidad de contagio”, sugirió.

Capacidad hospitalaria – Personal de salud

Explicó que el mayor sensor de que el país está mal es la capacidad hospitalaria, que actualmente están llenos o cerca de alcanzar su máxima capacidad.

Indicó que se pueden instalar más camas, pero de nada sirve cuando el personal de salud es limitado, y está cansado.

“Se habla de que pueden venir médicos de otros países, pero ¿de dónde los vas a sacar si todos los países de la región están igual, y lo que se necesita son especialistas?”, cuestionó.

Calificó como “inhumano e irracional” que el médico deba decidir entre un paciente y otro.

Publicidad