Panamá Nacionales - 

Aprueban en tercer debate proyecto sobre eliminación de violencia y acoso en el mundo del trabajo

A través del Proyecto 672 se reconoce que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo pueden componer una violación o un abuso de los derechos humanos.

Nimay González
Por Nimay González

El Pleno de la Asamblea Nacional de Panamá aprobó este lunes en tercer debate el Proyecto de Ley No.672, a través del cual se aprueba el Convenio 190 sobre la eliminación de la violencia y el acoso en el mundo del trabajo.

Se trata del adoptado Convenio por la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo, en Ginebra el 21 de junio de 2019 y la iniciativa fue presentada ante la Asamblea por Erika Mouynes, Ministra de Relaciones Exteriores, el 2 de septiembre de 2021.

“A través del Proyecto 672 adoptado por la Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo en Ginebra, el 21 de junio de 2019, se reconoce que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo pueden componer una violación o un abuso de los derechos humanos, constituyéndose en una amenaza para la igualdad de oportunidades”, destacó previamente la Asamblea Nacional.

De acuerdo con la aprobado por los diputados, estas prácticas afectan a la salud psicológica, física y sexual de las personas, a su dignidad, y a su entorno familiar y social; así como la calidad de los servicios públicos y privados y que impiden que las personas, en particular las mujeres, accedan al mercado de trabajo, permanezcan en el o progresen profesionalmente.

El mismo brindará a la clase trabajadora, tanto mujeres como hombres, el derecho a interponer un recurso legal cuando se sientan agraviados, acosados o ultrajados en su espacio laboral.

“Se considera inaceptable e incompatible estas acciones con el trabajo decente; por ende, se reconoce la importancia de una cultura del trabajo basada en el respeto mutuo y la dignidad del ser humano para prevenir la violencia y el acoso”, plantea.

Mediante el mismo se considera inaceptable e incompatible estas acciones con el trabajo decente; por ende, se reconoce la importancia de una cultura del trabajo basada en el respeto mutuo y la dignidad del ser humano para prevenir la violencia y el acoso.

En esta nota: