Panamá Nacionales - 

Detectan unas 226 aves exóticas en una residencia en Felipillo

La persona que mantenía estas aves exóticas fue citada por personal de MiAmbiente, se procederá con el levantamiento de un proceso administrativo.

Catherine Perea
Por Catherine Perea

Funcionarios del Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) y unidades de la Policía Nacional (PN) detectaron un criadero ilegal de aves exóticas en una residencia ubicada en el sector de Felipillo.

Se encontraron 226 aves adultas entre pericos australianos (Melopsittacus) y pericos africanos (Agapornis), además de 26 pichones y 11 huevos.

MiAmbiente informó que los animales se encuentran en buen estado de salud y en estos momentos están en retención.

La persona que mantenía estos animales fue citada por personal de la regional de Panamá Metropolitana del Ministerio de Ambiente, quienes harán el respectivo informe y procederán con el levantamiento de un proceso administrativo.

Al tratarse de un zoocriadero sin los permisos correspondientes, no se descarta que este caso sea elevado a la esfera penal por parte del Ministerio Público, agregó MiAmbiente.

MiAmbiente explicó que los establecimientos que deseen dedicarse a la conservación y manejo ex situ de la vida silvestre deberán acogerse a la normativa para el establecimiento de un zoocriadero comercial tal como se dispone en la Resolución AG-013-2004 “Que aprueba el Manual de Procedimientos de la Autoridad Nacional del Ambiente (hoy Ministerio de Ambiente) para acciones sobre la vida silvestre en Panamá”.

En Panamá las especies de vida silvestre están protegida bajo la de Ley de Vida Silvestre del 24 de 7 de junio de 1994, que establece que la vida silvestre es parte del patrimonio natural de Panamá y declara de dominio público su protección, conservación, restauración, investigación, manejo y desarrollo de los recursos genéticos así como especies, raras y variedades de la vida silvestre, para beneficio y salvaguarda de los ecosistemas naturales, incluyendo aquellas especies y variedades introducidas en el país y que, en su proceso de adaptación, hayan sufrido cambios genéticos en los diferentes ecosistemas.