Panamá Nacionales -  26 de noviembre 2021 - 08:07hs

"Fuimos el lugar que más clases perdió en el mundo", coordinador de Dame un Chance

José Alejandro Rodríguez, de la organización Dame un Chance, señala que con el plan acelerado se rescataron 11 mil estudiantes, pero se perderán más de 50 mil.

Teiga Castrellón
Por Teiga Castrellón

El coordinador de la organización educativa Dame un chance, José Alejandro Rodríguez destacó en Radiografía algunos de los problemas que enfrenta la educación panameña en medio de la pandemia del COVID-19, entre los que destaca la deserción estudiantil.

Rodríguez abogó por el derecho a los estudiantes que tienen desde que nacen y que se debe proveer en Panamá.

"En Panamá pasó algo que fue un fenómeno solamente de aquí, fuimos el lugar que más clases perdió en el mundo, que sigue perdiendo. Cada niño que nace tiene derecho a educación, que venga alguien y me diga que con la eventualidad que estamos viviendo si le garantizamos ese derecho a los pelaos, no es lo mismos, y con los pelaos chiquititos tampoco es lo mismo. ¿Tú me vas decir que un pelao que aprende a leer y a escribir lo hizo en la virtualidad de la misma manera presencial?", destacó Rodríguez.

Por otro lado, Rodríguez indicó que el Plan de Aprendizaje Acelerado que implemento el Ministerio de Educación (Meduca) ha rescatado a 11 mil estudiantes, sin embargo se prevé que más de 50 mil abandonarán el sistema.

"Ya vamos a terminar la escuela con el Plan Acelerado, creo que logramos rescatar 11 mil muchachos, pero estamos estimados de perder de 54 a 75 mil estudiantes. Cada año perdíamos 14 mil pelaos y ahora con pandemia muchísimos más sino rescatamos ese montón de niños y niñas, ya estamos pagándolo mal".

Para mejorar el sistema educativo el coordinador educativo destaca que se deben tomar medidas como la de hacer que esos chicos que se salieron del sistema regresen, en segundo lugar se debe trabajar con la educación emocional de los docentes debido a que ante la pandemia muchos educadores se vieron con una cantidad enorme de trabajo y se tuvieron que volcar a lo digital sin una preparación para ello, llevándose trabajo doble a veces al tener que hacer un sistema híbrido, entre asistir presencialmente y llevar las clases digitalmente.

"Un docente que no tiene los recursos y el tiempo disponible para generar clases de calidad, no va a generar estudiantes de calidad", sentenció Rodríguez.