Panamá Nacionales -  19 de enero 2022 - 07:05hs

Laboratorista considera que Panamá no está listo para autoaplicación de pruebas COVID-19 por la población

Julio Nieto reiteró que las denominadas pruebas caseras de detección de la COVID-19 tienen una baja sensibilidad que podría arrojar una alta cantidad de falsos negativos o falsos positivos.

Nimay González
Por Nimay González

Julio Nieto, presidente del Colegio Nacional de Laboratoristas Clínicos de Panamá (Conalac), manifestó este la preocupación que mantiene el gremio con relación al tema de las pruebas casera de detección de la COVID-19, las cuales indicó tienen una sensibilidad mucho más baja que las que se harían en un laboratorio clínico, además de que consideran que el país no está listo para la autoaplicación de este tipo de pruebas caseras de parte de los ciudadanos.

Explicó que las pruebas de hisopado nasofaríngeo pueden tener una inconsistencia si no se toman de la manera correcta y tienen una sensibilidad entre un 60 y 70%, es decir, que de cada 10 pacientes, entre 3 a 4 pacientes pueden tener un falso negativo siendo positivo, mientras que las pruebas nasales, propuestas en un anteproyecto presentado por la diputada Kayra Hanrding tienen una sensibilidad de 30%.

Laboratorista advierte sobre baja sensibilidad de las pruebas caseras de COVID-19

“Ella habla de hisopado nasal, la población debe saber que un hisopado nasal su sensibilidad para la detección del COVID-19 es de 30%, es decir que de cada 10 pacientes solamente 3 van a salir positivos, probablemente tengamos 7 falsos positivos, eso es solamente la sensibilidad dependiendo del tipo de muestra, ahora si hablamos la sensibilidad del test y especificidad eso es otra cosa, eso es otro elemento que se va sumando, entonces nosotros consideramos que culturalmente no estamos listos para esa autoaplicación de pruebas de parte de la población”, manifestó Nieto.

Añadió que si incluso con el personal capacitado se tienen inconsistencias con la toma de muestras, la preocupación incrementa al considerarse la toma de muestras por parte de una población que no ha recibido capacitación.

“Eso es lo que más nos preocupa y obviamente al tener personas que son positivas pero resultan falsos positivos producto de la toma de muestras, entonces estas personas van a tener una falsa expectativa de que son negativas y van a seguir circulando, y no solamente eso, los casos en que salgan positivos que no se reporten, porque sabemos que el COVID-19 es una infección de notificación obligatoria y le estamos trasladando esa responsabilidad a los ciudadanos para que ellos se encarguen de esa notificación y sabemos bien que no todos van a tener esa responsabilidad de notificar a las autoridades de salud”, detalló.

Agregó que además, el descarte de este tipo de pruebas tiene que ser de forma adecuada, sin embargo, en las casas serían depositados en la basura común.

En esta nota: