Panamá Nacionales -  25 de agosto 2021 - 06:48hs

Pediatras afirman que el regreso a las aulas es "impostergable" en Panamá

"El regreso a las clases presenciales es indispensable para el desarrollo educativo y social de los niños y adolescentes", dijo la Sociedad Panameña de Pediatría.

La Sociedad Panameña de Pediatría tildó el martes de "impostergable" el inicio de la clases presenciales en el país, donde las escuelas fueron cerradas en marzo de 2020 a causa de la pandemia, siempre cumpliendo las medidas de bioseguridad.

"El regreso a las clases presenciales es indispensable para el desarrollo educativo y social de los niños y adolescentes. Hacemos un llamado a la población a vencer el miedo y facilitar el regreso seguro a las escuelas siguiendo todas las medidas de bioseguridad", dijo el gremio en un comunicado.

El Gobierno de Panamá cerró las escuelas en marzo de 2020, menos de dos semanas después del inicio del curso escolar debido al estallido de la pandemia, y las clases se han impartido a distancia, con el uso de internet donde existe el servicio.

https://twitter.com/spponline/status/1430260193313570824

Unicef, que en marzo pasado dijo que Panamá era el país del mundo con mayor cantidad de días sin educación presencial o semipresencial, ha exhortado a que las clases presenciales se retomen de manera gradual, iniciando en los lugares donde los alumnos no tengan conectividad y donde los indicadores de la pandemia lo permitan.

De acuerdo con los datos oficiales ahora, cuando faltan días para que termine el segundo de los tres trimestres del año escolar, hay 455 escuelas, de las más de 3,900 que tiene el país, que imparten clases semipresenciales, una modalidad que en el sector público arrancó el 31 de mayo pasado.

En ese contexto, el Ministerio de Educación ordenó la semana pasada que los maestros comenzaran a coordinar su regreso a las escuelas para que en el tercer trimestre más centros educativos impartan clases semipresenciales. Argumentó que 800 escuelas lo han solicitado así tras cumplir con las adecuaciones de bioseguridad.

El martes docentes del sector público protestaron contra la orden del Gobierno de incorporarse a clases semipresenciales, con el argumento de que las escuelas carecen de lo necesario para garantizar la bioseguridad en medio de la pandemia.

Los pediatras exhortaron el martes a los docentes, personal administrativo de las escuelas y estudiantes que aún no se han vacunado, a que lo hagan, recordando que la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) ya aprobó el preparado de Pfizer contra la covid-19 para personas de 16 años en adelante.

"La población puede estar segura de que la vacuna contra la covid-19 cumple elevados estándares de seguridad, eficacia y calidad de fabricación que la FDA exige en un producto aprobado", agregaron los galenos.

En Panamá, un país de 4.28 millones de habitantes que acumula 453,466 casos y 7,018 muertes por la covid-19, se han administrado 4,073,049 dosis de vacuna, la gran mayoría de Pfizer, el principal proveedor del país.

El tema de la educación presencial divide a la sociedad panameña. Un grupo de padres exige el regreso a las aulas y acusa a los maestros del sector público de perezosos y aprovechados, pues nunca han dejado de recibir su salario en medio la crisis, como sí le ha pasado a muchas familias, y fueron de los primeros en ser vacunados contra la covid-19.

Otro grupo de padres endosa los temores de los dirigentes magisteriales y se niega a enviar a sus hijos a la escuela. Es así que hay escuelas en las que un grupo muy reducido de niños acude a clases semipresenciales y la gran mayoría permanece en sus casas recibiendo educación a distancia.

FUENTE: EFE

En esta nota: