Panamá Nacionales -  28 de abril 2021 - 11:22hs

Superintendente reitera llamado a clientes a comunicarse con sus bancos

"Los bancos no necesariamente tienen que saber cuál es el grado de afectación de esos clientes, entonces es importante esa aproximación, esa conversación y documentar esa afectación", indicó el superintendente de Bancos.

Nimay González
Por Nimay González

El superintendente de Bancos de Panamá, Amauri Castillo, reiteró este miércoles el llamado a los clientes que se acogieron a condiciones de alivio financiero, para que contacten a sus bancos, ante el vencimiento de la moratoria bancaria el próximo 30 de junio.

Superintendente de Bancos habla sobre moratoria bancaria

“Es importante continuar orientando a los clientes para que efectivamente se acerquen a su banco, contacten al banco, no necesariamente es que hay que ir físicamente, pueden también utilizar todos esos canales alternos que la banca ha puesto a disposición de sus clientes. Lo cierto es que los bancos no necesariamente tienen que saber cuál es el grado de afectación de esos clientes, entonces es importante esa aproximación, esa conversación y documentar esa afectación”, indicó el superintendente de Bancos.

Detalló que la idea es que al 30 de junio, la mayor cantidad de personas hayan contactado a sus bancos y encontrado algún tipo de solución de acuerdo a su situación económica.

“Si la persona está generando algún ingreso, ha logrado recuperar su trabajo, le han reactivado su contrato laboral, es muy sencillo, es cuestión de entre banco y cliente decir ya puedo regularizar mis pagos, podemos continuar con ese plan de pago que habíamos inicialmente dispuesto ambos. Si la persona tiene una afectación donde su nivel de ingreso ya no es el que era antes, es igual, banco y cliente ver cuál es la capacidad de pago, acuerdan pagar ahora esta nueva letra mensual”, manifestó.

Explicó que lo que está vigente actualmente es la regulación bancaria, que permitió hasta el 30 de junio de este año que los bancos con sus deudores continuaran conversando, tratando de entender cuál es la nueva realidad del deudor, que el banco buscará algún otro tipo de solución que se ajuste a ese nueva realidad económica o nueva capacidad de pago del cliente, para de alguna manera normalizar su situación.

“Si esa conversación no se da, si esa documentación no se da, mal puede el banco generar una solución de largo plazo para un problema que queda claro después de más de un año de haber iniciado la pandemia, que es un problema de largo plazo”, Amauri Castillo.