Panamá Nacionales - 

TV Digital: ¿Qué es y en qué consiste? 

El formato de Televisión Digital Terrestre o TV Digital, fue adoptado en el país mediante el Decreto Ejecutivo No. 96 del 12 de mayo de 2009.

Televisión Digital Terrestre, TDT o TV Digital es el cambio de la tecnología analógica a la digital de la televisión abierta es decir canales nacionales de televisión, cuya señal consiste en recibir de forma libre y gratuita, a través de una antena conectada a un receptor de televisión digital.

La Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) menciona que, de esta manera, dará inicio con la primera fase del apagón de la televisión analógica en Panamá.

Quiere decir que el país contará únicamente con señal digital, que tras años de estudios, encuestas, pruebas y actualizaciones del sistema les permitirá a los panameños gozar de una televisión abierta con una mejor calidad de imagen y sonido.

image.png
Comparación entre TV Digital y Televisión analógica  

Comparación entre TV Digital y Televisión analógica

Televisión Digital Terrestre: ¿Qué provincias inician?

Anteriormente la Autoridad de Servicios Públicos anunció que, a partir del 16 de enero de 2023, Panamá iniciará con la transformación televisiva digital, con el cese de la señal analógica en las provincias de Panamá, Panamá Oeste y Colón.

Ver Nota: Panamá, Colón y Panamá Oeste solo recibirán la señal de Televisión Digital Terrestre desde el 16 de enero del 2023

En entrevista al medio, Hildeman Rangel, director Nacional de Telecomunicaciones de la ASEP señala que la entidad cuenta con una hoja de ruta establecida con los concesionarios de la industria, así como una determinación del administrador general para priorizar el proyecto.

Televisión Digital Terrestre o TDT: ¿Cuándo fue creado?

El formato TDT fue adoptado mediante el Decreto Ejecutivo No. 96 del 12 de mayo de 2009. Posterior a esta fecha, esta entidad reguladora realizó una serie de acciones para concretar el anhelado proyecto.

A partir del 1 de abril del año 2019 únicamente estaba permitido en el país la venta de los receptores con el formato adoptado en todo el territorio nacional (hasta 43 pulgadas), el cual permitió que muchos hogares contaran con un sintonizador integrado a sus dispositivos.