¿Se puede ser madre ante un diagnóstico de cáncer?. Foto/Dreamstime

Melany Lasso

En Panamá, el Cáncer de mama va en aumento, según las cifras oficiales del Registro Nacional Poblacional del Cáncer en el año 2015, se dieron 5 mil 722 nuevos casos de cáncer en Panamá, siendo los de mayor incidencia el cáncer de mama (798), próstata (627), cérvico uterino (401), colon entre otros.

El cáncer de mamá es el más común en las mujeres a nivel mundial que representa el 16% con respecto a todos los cánceres femeninos.

Publicidad

Aunque el cáncer de mama está considerado como una enfermedad del mundo desarrollado, la mayoría (69%) de las defunciones por esa causa se registran en países en vías de desarrollo, según los datos de Carga Mundial de Morbilidad de la Organización Mundial de la Salud.

Este cáncer debe ser una señal de alarma, ya que está atacando a mujeres más jóvenes con factores hereditarios, lo cual se ve afectada la posibilidad de tener hijos al enfrentarse a estos diagnósticos.

Publicidad

¿Conoces cuál es la clave para preservar la fertilidad ante este diagnóstico?

La clave es la detección temprana, ya que a partir de los 30 años para mujeres sin antecedentes familiares de riesgo y para las mujeres con casos de cáncer en la familia se recomienda que se acuda a realizarse sus exámenes preventivos desde los 20 años, ya que los nódulos son reconocibles a partir de los 5mm, por ecografías y mamografías.

Entre más temprano se detecta un tumor, mayor será la posibilidad de recuperación, ya que es importante para las parejas que deseen tener hijos y con la detección temprana, los médicos tienen la facilidad de llevar a cabo medidas de preservación de la fertilidad con la congelación de óvulos, conocido como vitrificación.

Técnicas para preservar la fertilidad

Luego de detectar un tipo de cáncer y evaluarlo con factores como el tamaño, ubicación y progresividad del cáncer, considerando la edad del paciente, se puede reservar ovocitos, para conversar con el médico oncólogo de cabecera para preservar la fertilidad del paciente.

Crio-preservación de la corteza ovárica

Se extrae un fragmento de la superficie del ovario mediante una cirugía laparoscopia. Luego el tejido es congelado y conservado los años que sean necesarios por la paciente.

El procedimiento dura veinte minutos aproximadamente. Este tejido puede ser reimplantado, en una nueva intervención, recuperando su funcionalidad total, llegando a permitir inclusive la gestación natural, sin necesidad de apoyarse en tratamientos de reproducción asistida.

Debemos saber que la quimioterapia en mujeres en edad fértil impacta de forma negativa el funcionamiento del sistema reproductivo de la mujer, afectando a los ovarios, como también la cantidad de folículos y el valor de la hormona antimülleriana.

Inclusive dos años después de haber terminado el tratamiento de quimioterapia, se siguen percibiendo los efectos secundarios como ausencia de menstruación, por eso el tratamiento del cáncer afecta gravemente la fertilidad y es muy importante conservarla y hablar con especialistas.

Psicológicamente, esto incluso puede ser beneficioso para las pacientes pensar en la planificación familiar, ya que le da razones para mantenerse positiva ante la enfermedad.

Publicidad

Publicidad