AFP

¿Una ola perfecta en 30 segundos? La madre naturaleza no es tan generosa, pero una máquina puede garantizarlo.