AFP

En un pequeño pueblo de Armenia, Santa Claus llegó por adelantado... y en parapente, para felicidad de los niños del lugar.