Competidores de la sexta edición del campeonato suramericano de "Pole Dance" utilizaron hoy los postes de luz, semáforos y paradas de colectivos del centro de Buenos Aires para reivindicar a la disciplina, popularmente conocida como el "baile del caño", como un deporte olímpico.