CICLISMO Otros deportes -  22 de febrero 2014 - 14:29hs

Ciolek es el más rápido en Sevilla y Valverde acaricia la victoria

Sevilla (EFE). El alemán Gerald Ciolek, del sudafricano MTN Qhubeka, ha obtenido la victoria en la tercera etapa en línea de la Vuelta Ciclista a Andalucía, disputada entre las localidades españolas de Sanlúcar la Mayor (Sevilla) y la capital sevillana, mientras que el español Alejandro Valverde sigue líder en la general y acaricia ya el triunfo final.

Ciolek entró en la meta sevilla, tras un recorrido de 182 kilómetros y 700 metros, tras invertir un tiempo de cuatro horas, diecisiete minutos y cuarenta segundos.

El alemán tuvo que esperar para conocer su triunfo, ya que los jueces han recurrido a la 'fotofinish' debido al ajustado esprint con el belga Roy Jans, que en un principio se creía el ganador de la penúltima jornada de la sesenta edición de la ronda andaluza.

El murciano Alejandro Valverde, que venía de ganar las tres etapas anteriores, es el virtual ganador de una prueba que concluirá mañana en una etapa entre Ubrique (Cádiz) y Fuengirola (Málaga).

Los corredores se tomaron con tranquilidad el comienzo de esta cuarta etapa después del esfuerzo realizado en los dos últimos días con las llegadas al Castillo de Santa Catalina de Jaén y al Santuario de la Virgen de la Sierra de Cabra (Córdoba).

De todas formas, en el kilómetro 38 saltaron cuatro ciclistas, el portugués Fabio Silvestre (Trek), el belga Edward Theuns (Topsport), el holandés Martijn Tusveld (Rabobank) y el español Aritz Orbe (Euskadi).

El pelotón dio su consentimiento a la fuga y los ciclistas empezaron a lograr ventajas por encima de los tres minutos, que en realidad no ponían en peligro llegar destacados a la meta de la capital sevillana.

El cuarteto mantuvo las diferencias y este hecho le permitió coronar el puerto del Berrocal y pasar la meta volante de La Palma, siendo primeros Orbe y Theuns, respectivamente.

En las primeras rampas del puerto del Madroño, la siguiente dificultad montañosa de la jornada, se descolgó Silvestre y las diferencias empezaron a disminuir por debajo de los tres minutos cuando coronaron Tusveld, Orbe y Theuns, si bien la permisividad del pelotón les ofreció estabilizar las diferencias a 60 kilómetros para la meta.

Pero la tranquilidad se terminó cuando el Sky puso a sus corredores a tirar para acabar con la aventura del día. El objetivo era prepararle la llegada al noruego Edvald Boasson Hagen en las calles de Sevilla.

En la persecución también colaboraron el Cofidis y el Lotto, aunque en algunos momentos no pisaron el acelerador, lo que motivó que los fugados aún estuvieran en cabeza durante un buen rato y aumentaran su ritmo.

La aventura, no obstante, estaba condenada al fracaso, porque primero se descolgó Orbe, a falta de once kilómetros, y después fueron superados sus compañeros de escapada Tusveld y Teuns, pese a que este último aguantó y realizó un último intento para llegar en solitario a la capital andaluza, que quedó anulado a cinco kilómetros de la meta.

A partir de ahí, el grupo deportivo Belkin se asomó a la cabeza de la carrera con el objetivo de luchar por la victoria y aprovechar la baza del holandés Moreno Hofland, pero no supo rematar el trabajo y el éxito correspondió al alemán Gerald Ciolek.

Ciolek se tuvo que emplear a fondo para superar la resistencia del belga Roy Jans, del equipo Wanty, también un grupo deportivo sudafricano.

La sesenta edición de la Vuelta Ciclista a Andalucía concluirá mañana con la etapa entre Ubrique y Fuengirola con 159 kilómetros y 800 metros de recorrido, con una jornada que incluirá tres puertos de montaña, el de Boyar (primera categoría), Viento (tercera) y Las Abejas (segunda).