NATACIÓN Otros deportes -  17 de julio 2015 - 21:43hs

Natación de Toronto-2015 entra en recta final con dura puja entre gigantes

La natación de Toronto-2015 entraba en su anteúltima jornada, marcada por polémicas descalificaciones, el primer dopaje de un medallista de los Panamericanos y una lucha cerrada entre estadounidenses, canadienses y brasileños por bañarse en oro.

Las preliminares de este viernes en la mañana dejaron cinco récords continentales y prevén una dura lucha entre los gigantes de la región en las ocho finales programadas para la noche.

La descalificación la noche del jueves en la final de los 400 medley del legendario Thiago Pereira ha echado un balde de agua fria sobre los ánimos de la comitiva brasileña, y en especial de 'Míster Pan', que no se presentó el viernes a las eliminatorias de los 100 m espalda masculino.

"Preferí descansar para las dos pruebas que me quedan mañana (sábado)", dijo Pereira en un breve aparte con periodistas, en la zona mixta del Centro Acuático de Toronto.

Según Pereira, aún no se ha podido recuperar "física y mentalmente" de la descalificación en los 400 combinados.

"Me siento cansado, física y mentalmente. Lo de ayer fue injusto, pero igual tengo que seguir con esas cosas que son parte del deporte", añadió el nadador más condecorado en la historia de los Juegos Panamericanos.

Al brasileño le quedan dos pruebas para empatar y rebasar la marca de las 22 medallas ganadas en Juegos Panamericanos por el exgimnasta cubano Erick López.

Afirmó que se presentará el sábado en los 200 m medley, y será reserva del equipo brasileño de 4x100 m combinado.

Todavía es comentario entre los miembros de la familia acuática panamericana el positivo del peruano Mauricio Fiol, primer caso de dopaje de un medallista en Toronto-2015.

El 'Tiburón de Lima', como le bautizó la prensa de su país, había sacado de la alberca panamericana la primera medalla de plata de Perú en la historia de la natación de los Juegos Panamericanos, y el récord nacional de la prueba, de 1 minuto 55 segundos 15 centésimas.

La pelea que sostienen los tres gigantes -Estados Unidos, Canadá y Brasil- por el trono panamericano mantiene al rojo vivo las expectativas, aunque por el momento los del Tio Sam parecen adelantarse un poco en la carrera, al clasificar a sus 12 nadadores para las seis finales del viernes, por 10 de Canadá y 8 de Brasil.

Los estadounidenses, que en las dos primeras fechas habían cosechado sólo dos medallas de oro, dieron un levantón el jueves y se colocaron al frente del medallero con 6 oro, 5 plata y 5 bronce, por delante de Canadá (6-1-7), Brasil (5-9-5) y Argentina (1-2-0).

Dos de los cinco récords panamericanos conseguidos en las preliminares del viernes correspondieron a estadounidenses: Olivia Smoliga, que en los 100 m espalda marcó 1:00.35, y Kate Meili en los 100 m pecho con 1:05.64.

Otro fue conseguido por el brasileño Felipe Franca, campeón de los 100 m pecho en Guadalajara-2011, que con un impresionante 59.84 mejoró la cota de 1:00.24 del estadounidense Mark Gangloff en Rio-2007.

Reñida fue la puja en las clasificatorias de los 50 m libres femenino, cuando en el segundo heat la brasileña Etiene Medeiros marcó 24.75 segundos para mejorar la plusmarca de los Juegos (25.09), y minutos después en la cuarta serie la bahameña Arianna Vanderpool-Wallace la mejoró con crono de 23.31

Vanderpool, bronce en los 100 m libres y medalla del mismo color en Rio-2007, es la favorita para llevarse el oro en la final.

La jornada clasificatoria fue de alegría para varios que consideran un triunfo el sólo hecho de incluirse en la final de los ocho mejores, como la guatemalteca Gisela Morales (100 m espalda); los mexicanos Miguel de Lara (100 pecho) y María González (100 espalda); las argentinas Andrea Berrino (100 espalda) y Macarena Ceballos (100 pecho) y el panameño Edgar Crespo (100 pecho).

FUENTE: AFP