ATLETISMO Otros deportes -  18 de agosto 2015 - 08:51hs

De Helsinki a Moscú, catorce Mundiales llenos de historia

Antes del inicio del decimoquinto Mundial de Atletismo, el sábado en Pekín es bueno recordar parte de sus 14 ediciones. La primera fue en 1983 en Helsinki a la última en 2013 en Moscú,

- 2005 (Helsinki): Estados Unidos dominó e Isinbayeva se lució

Estados Unidos, que batió en Helsinki su récord de medallas en un Mundial, con catorce oros, dominó el evento, destacando su velocista Justin Gatlin, que ganó en 100 y 200 metros, aunque la reina fue la garrochista rusa Yelena Isinbayeva.

Pero además de Gatlin e Isinbayeva, que batió el récord del mundo al superar los 5,01 metros, hubo otros nombres que brillaron, sobre todo el de la etíope Tirunesh Dibaba, que con apenas 19 años hizo el doblete en las pruebas de 5.000 y 10.000 metros, algo que nadie había hecho en las carreras de fondo.

Gatlin, entonces de 23 años, no pudo igualar, sin embargo, los tres oros de su compatriota Maurice Greene en Sevilla-1999, ya que el relevo norteamericano de 4x100 cayó eliminado en la ronda de clasificación al caérseles el testigo.

Otro nombre destacado fue el del marroquí con pasaporte de Bahréin, Rashid Ramzi, el primer atleta que logró en un Mundial el doblete 800-1500 metros.

- 2007 (Osaka): Dominio norteamericano en un Mundial gris

El Mundial de atletismo de Osaka no obsequió ningún récord y no pasará a la historia como uno de los más destacados.

Con excepción del duelo en 100 metros entre el estadounidense Tyson Gay y el jamaicano Asafa Powell, que se decantó para el norteamericano, y la lucha en el salto de longitud, en que el panameño Irving Saladino batió al italiano Andrew Howe en el último salto, el Mundial careció de emoción.

El gran triunfador del evento fue Estados Unidos, que dominó el medallero con catorce oros, los mismos que en Helsinki-2005, barriendo en las pruebas de velocidad.

Además de Gay, otra atleta estadounidense ganó tres medallas de oro en Osaka: Allyson Felix, que se impuso en 200 metros y en los relevos de 4x100 y 4x400 metros.

- 2009 (Berlín): Bolt se confirma y la polémica llega con el 'caso Semenya'

Berlín-2009 supuso en el plano deportivo la confirmación del 'Relámpago' jamaicano Usain Bolt como el hombre más rápido del planeta, aunque su actuación tuvo que compartir titulares con la gran polémica de la sudafricana Caster Semenya, campeona en los 800 metros y cuyo sexo fue puesto en duda.

Bolt consiguió tres oros, como había hecho un año antes en los Juegos Olímpicos de Pekín, y batió además los récords mundiales (9.58) de los 100 metros y de los 200 (19.19).

Sólo le faltó el récord en los relevos 4x100 metros, donde también ganó el título con su país, para igualar la gesta de 2008 en la capital china.

El otro héroe de la pista fue etíope Kenenisa Bekele, que consiguió el doblete en las pruebas de fondo (5.000/10.000 metros), algo que hasta ahora nadie había logrado en un Mundial.

Pero gran parte de la atención mediática fue para una atleta hasta entonces desconocida, Caster Semenya, que ganó los 800 metros, pero que tuvo que soportar una gran polémica sobre su sexo.

Su musculatura, el vello facial y su fisionomía masculina incitaron a la Federación Internacional (IAAF) a abrir una investigación, que se saldó meses más tarde, decidiendo mantener la medalla de la sudafricana, que estuvo casi un año sin competir.

- 2011 (Daegu): Bolt descalificado en 100 metros y Pistorius hace historia

Por segundo Mundial consecutivo, la gran estrella fue el jamaicano Usain Bolt, que se colgó la medalla de oro en los 200 metros y en el relevo 4x100 métros, en ese último caso con un entonces récord mundial (37.04).

Días antes había hecho temblar los cimientos de Daegu-2011 Cuando, en su primera final en la ciudad surcoreana, fue descalificado en los 100 metros por una salida falsa en la prueba reina del evento. El también jamaicano Yohan Blake aprovechó la ocasión para llevarse la victoria.

El otro gran nombre del Mundial fue el del sudafricano Oscar Pistorius, atleta paralímpico que a principios de 2013 fue acusado de haber asesinado a su novia.

Antes, en aquel 2011, fue considerado un héroe al participar con sus láminas de carbono en forma de prótesis, corriendo pese a haber sufrido la amputación de sus dos piernas. Fue semifinalista en los 400 metros y participó en el relevo 4x400 metros de Sudáfrica en semifinales, por lo que ganó una plata, aunque no participó en la final en la que se coronaron sus compatriotas.

En el medallero, Estados Unidos dominó, pero destacó también la actuación de Kenia y sus fondistas, segundos en la clasificación general con 17 preseas, siete de ellas de oro.

- 2013 (Moscú): Jamaica reina en la velocidad, Rusia en el medallero

El Mundial de Moscú fue el de la revancha para Usain Bolt. Dos años después de su error de Daegu, recuperó la corona de los 100 metros y se llevó también los oros en 200 metros y el relevo 4x100 metros. Los mismos títulos consiguió, en categoría femenina, su compatriota Shelly-Ann Fraser-Pryce.

Estados Unidos fue el gran derrotado en la batalla de los más rápidos, teniendo que conformarse con platas en ambos relevos y con Justin Gatlin en los 100 metros, donde no defendió su título Yohan Blake, ausente en Moscú por lesión.

Los norteamericanos vivieron un Mundial amargo al perder también el medallero, donde fueron superados por los anfitriones rusos, que logró un oro más (7 contra 6). Una de las victorias locales fue para su 'zarina' de la pértiga, Isinbayeva, que no triunfaba en un gran evento desde Pekín-2008.

El otro gran nombre de Moscú-2013 fue el del británico Mo Farah, con 'doblete' 5.000-10.000 metros, igual que un año antes en los Juegos Olímpicos de Londres.

FUENTE: AFP