Otros deportes -  16 de febrero 2021 - 13:59hs

Australian Open: Serena gana a Halep, jugará contra Osaka en semifinales

MELBOURNE (AP) — Pese a la bien que empezó jugando su partido de cuartos de final del Abierto de Australia, Serena Williams se encontró de pronto en problemas en el segundo set.

Tras un error contra la segunda cabeza de serie Simona Halep — que ganó la última vez que se enfrentaron — Williams señaló a las cuerdas de su raqueta y frunció el ceño, como dejando claro que no había sido culpa suya. Después de otro desliz, miró a sus invitados en la grada como preguntando qué ocurría.

Las complicaciones no duraron mucho. Moviéndose con agilidad desde el fondo, Williams recalibró la precisión de sus tiros, superó cometer 33 errores no forzados y se llevó los últimos cinco juegos para vencer el martes a Halep por 6-3, 6-3 para volver a las semifinales en Melbourne Park por primera vez desde que ganó el torneo en 2017. Esa fue su última consagración en un Grand Slam.

“Me percaté que cometí muchos errores no forzados en los juegos que había perdido. Y que tenía la oportunidad de mejorar", dijo Williams, ahora a dos victorias de empatar el récord histórico de 24 títulos individuales en las grandes citas del tenis.

“Fue cuestión de decirme: ‘tienes que insistir’. Y eso fue lo que hice”, añadió la estadounidense.

Williams se enfrentará a Naomi Osaka, la tercera preclasificada que se presentará a las semifinales inmersa en una racha de 19 victorias. La japonesa dio cuenta 6-2, 6-2 de la taiwanesa Hsieh Su-wei.

“Ella es Serena”, dijo Osaka, campeona de tres grandes. “Realmente me siento intimida cuando la veo al otro lado de la cancha”.

Será su cuarto duelo directo. El más memorables, desde luego, fue el ganado por Osaka en la final del Abierto de Estados Unidos de 2018.

En aquella tarde de Nueva York, Williams discutió con el juez de silla luego que su entrenador, Patrick Mouratoglou, fue pillado haciendo señales — algo no permitido en los torneos de Grand Slam — y le descontaron un juego. Osaka emergió victoriosa, pero con miles de espectadores en un estadio Arthur Ashe lleno abucheando. Las dos tenistas acabaron llorando durante la premiación.

“Ambas nos hemos olvidado de eso”, dijo Williams. “Y hemos hablado”.

No había público el martes en la arena Rod Laver debido a un confinamiento de cinco día ordenado por el gobierno del estado de Victoria tras un repunte de casos de COVID-19 en la ciudad. (los aplausos y otros ruidos que la telaudiencia global pudo escuchar fue artificial).

A sus 39 años, Williams exhibió un movimiento de piernas impecable. Mouratoglou asegura que ello ha sido prioridad en el plan táctico. Williams dice que ello obedece a que finalmente se ha recuperado de una lesión del tendón de Aquiles izquierdo.

Fue así que pudo disputar peloteos largos y hacer contacto con pelotas que aún tomaban vuelo, haciéndole la vida difícil a Halep.

“A lo largo de mi carrera, la velocidad ha sido el elemento más destacado de mi juego", señaló Williams.

Osaka, por su partes, alcanzó los 196 km/h (122 mph) con su servicio ante Hsieh. Consiguió siete aces, perdió apenas dos puntos con su primer saque y nunca le rompieron el servicio.

La racha ganadora de Osaka incluye el título del US Open en septiembre para adjudicarse su tercer Grand Slam. Además, también incluye su triunfo en cuarta ronda de la semana pasada, cuando levantó dos puntos para partido en contra y ganó los últimos cuatro juegos para derrotar a Garbiñe Muguruza.

La japonesa nunca ha perdido en cuatro apariciones en cuartos de final de Grand Slam, incluyendo su triunfo en camino al título del Abierto de Australia en 2019.

En el cuadro masculino, Aslan Karatsev llegó a Australia para estrenarse en el cuadro central de un Grand Slam, y el jugador ruso se irá con un pequeño hito histórico.

El 114 del ranking que debió sortear la fase previa se convirtió en el primer hombre de la era del tenis profesional que accede a las semifinales en su debut en un Grand Slam, al derrotar 2-6, 6-4, 6-1, 6-2 a Grigor Dimitrov, el 18vo cabeza de serie.

Dimitrov, que pidió un tiempo para asistencia médica durante el encuentro, apenas podía sacar al final del encuentro. El búlgaro abandonó la cancha con problemas para caminar.

El grado de dificultad para Karatsev en la siguiente ronda será mayor, al tocarle medirse contra Novak Djokovic, el número uno del mundo.

Campeón defensor, Djokovic doblegó 6-7 (6), 6-2, 6-4, 7-6 (6) al alemán Alexander Zverev (6to preclasificado) para alcanzar las semifinales del torneo por novena ocasión. El serbio nunca ha perdido en el Melbourne Park tras quedar como uno de los cuatro mejores.

Daniil Medvedev y Andrey Rublev disputarán un partido de cuartos de final en el otro lado del cuadro, de modo que habrá dos rusos en las semifinales del certamen.

Para festejar un 24to título el sábado, Williams deberá hacerlo con victorias cada una de las tres primeras del escalafón femenino: Halep, Osaka y, quizás en la final, la número uno Ash Barty, quien enfrentará a Karolina Muchova en cuartos de final el miércoles.

El otro cruce de cuartos será disputados por dos estadounidenses: Jennifer Brady y Jessica Pegula.

En esta nota: