SALUD Prevención del Cáncer -  30 de octubre 2017 - 05:00hs

El cáncer se puede prevenir teniendo un estilo de vida saludable

El cáncer es una enfermedad que se puede originar en cualquier parte del cuerpo que comienza cuando las células crecen descontroladamente sobrepasando a las células normales, lo cual dificulta que el cuerpo funcione de la manera que debería. Para muchas personas, el cáncer puede tratarse muy eficazmente si lo detectas a tiempo.

El paciente de cáncer al recibir sus tratamientos cuenta con una salud comprometida, ya que los tratamientos le causan efectos secundarios como: náuseas, pérdida de apetito, diarrea, pérdida de peso y desnutrición.

“Estudios indican que el 40% de los casos de cáncer se pueden prevenir, manteniendo un estilo de vida saludable, con actividad física, dieta libre de azúcares refinadas y grasas saturadas” ,  manifestó la Dra. Débora Arosemena.

Causas por el cual se produce el cáncer:

Exposición a agentes tóxicos, tales como: bebidas alcohólicas y cigarrillos Consumir azúcares refinados y grasas saturadas Genética Estrés Falta de actividad física Algunos alimentos que pueden combatir el cáncer:

Vegetales verdes (espinaca, Kale, Arúgula y Berro) Vegetales Crucíferos (brócoli, repollo y coliflor) Frutas y vegetales de color naranja (camote, zapallo y entre otros) Hierbas y especias frescas (ajo, jengibre, turmeric, albahaca, perejil y orégano) Probióticos tales como: Yogurt, kéfir, requesón y leche de cabra Nueces y semillas Té verde Salmón, mackarel y sardinas Aceite de oliva extra virgen Cabe destacar que estos alimentos son complementados con otros de alto valor biológico y fáciles de digerir, tales como: frutas frescas y refrescantes que tengan alto contenido de agua; yogurt, quesos suaves, cereales (fríos o calientes), mantequilla de maní o de almendras; carne, pollo, pescado, huevo y granos (lentejas o arvejas).

Se debe tomar en cuenta que el paciente puede tener dificultad para masticar, por lo que se recomienda licuar los alimentos o molerlos y ofrecerlos en pequeñas cantidades y varias veces al día.

FUENTE: Melany Lasso