Raúl López Aranda

Desde el inicio de la pandemia de la COVID-19, el personal médico ha arriesgado su vida para salvar la de otros, convirtiéndose en los héroes de blanco que se mantienen en la primera línea de batalla frente a la enfermedad.