EFE

Después de vivir unidas por su abdomen y compartir órganos vitales por más de dos años, Erika y Eva Sandoval lograron sobrevivir hoy a una cirugía de más de 18 horas en las que fueron separadas en el Hospital de Niños Lucile Packard Stanford en Palo Alto, California (EE.UU.).