AFP

La célebre aplicación de citas homosexuales Grindr quedó en el ojo de la tormenta tras conocerse que compartió información sobre la ubicación o el estatus VIH de sus usuarios con dos compañías contratadas para optimizar su programa informático.