AFP

Un investigador canadiense hizo una casita de jengibre minúscula, probablemente la más pequeña del mundo.