Algunas voces críticas dijeron que el mensaje podía prestarse a que marcas y personas vieran la oportunidad de promocionarse

AFP

Una jornada de paro iniciada este martes por la industria musical en solidaridad con las protestas antirracistas se convirtió en un fenómeno de redes sociales con millones de publicaciones de imágenes en negro acompañadas de mensajes de reivindicación o duelo y las etiquetas de la campaña, #BlackLivesMatter y #BlackOutTuesday.

Las ejecutivas del sector Jamila Thomas y Brianna Agyemang idearon la propuesta de pausar los negocios el martes 2 de junio, "para subrayar el racismo y la desigualdad que existen desde en la sala de juntas hasta en el bulevar".

Publicidad

En medio de manifestaciones masivas que exigen justicia por el asesinato en manos de policías blancos en Minneapolis de George Floyd, la campaña ganó popularidad entre los principales sellos discográficos y productoras musicales, así como entre las celebridades. Rihanna, Drake y Kylie Jenner han publicado las imágenes negras en sus cuentas de Instagram.

Los Rolling Stones, Quincy Jones y Billie Eilish también dijeron que acompañarían el paro.

Pero a medida que las casillas negras proliferaron en las redes sociales, muchos activistas advirtieron que la publicación masiva de esas imágenes estaba dejando rezagados, casi inaccesibles, los post de la organización Black Lives Matter que brindan información, recursos y documentación de las protestas por la brutalidad policial racista.

"Cuando revisas el hashtag #BlackLivesMatter, ya no son videos, información útil, recursos, documentación de la injusticia, son filas de pantallas negras", dijo la cantante Kehlani en Instagram.

En lugar de hacer eso, los activistas recomendaron etiquetar las publicaciones con #BlackOutTuesday.

El movimiento comenzó como un intento de mea culpa del negocio de la música de sacar provecho de artistas, tradiciones y comunidades negras sin pagarles por los créditos.

Algunas voces críticas dijeron que el mensaje podía prestarse a que marcas y personas vieran la oportunidad de promocionarse.

"Sé que tienen buenas intenciones, pero... decir que dejar de publicar por un día es la peor idea", tuiteó el rapero Lil Nas X.

"Realmente creo que este es el momento de presionar tan fuerte como siempre. No creo que el movimiento haya sido tan poderoso nunca antes. No necesitamos frenarlo sin publicar nada. Necesitamos difundir información y que sea tan fuerte como siempre", agregó.

Varias publicaciones ampliamente compartidas alentaron a los usuarios de las redes sociales a no convertir la iniciativa en un momento de autopromoción, sino que usaran las redes y distintas plataformas para promover y honrar a los miembros de la comunidad negra.

Bandcamp, una plataforma para que los músicos compartan y ganen dinero con su arte, prometió donar su parte de las ventas realizadas el 19 de junio, un feriado que conmemora la emancipación de los afroestadounidenses de la esclavitud, al Fondo de Defensa Legal de NAACP, una de las principales asociaciones de derechos civiles de Estados Unidos.

La compañía también dijo que gastaría 30.000 dólares al año en asociarse con otras organizaciones antirracistas.

"La coyuntura actual es parte de un sistema de larga data de opresión estructural, generalizado y arraigado de personas de color, y el avance real requiere un compromiso sostenido y sincero con la justicia y el cambio político, social y económico", dijo Bandcamp.

Publicidad