Mariano salió del montículo con lágrimas de emoción

Agencia AFP

Las lágrimas y sonrisas fueron la nota sobresaliente la noche del jueves en el Yankee Stadium en el último juego del mejor cerrador de todos los tiempos, Mariano Rivera.

Publicidad

Publicidad