Jamie Lee Curtis regresa con su icónico personaje de Laurie Strode, quien llega a la confrontación final con Michael Myers, la figura enmascarada que la ha perseguido desde que escapó de la matanza que él llevo a cabo la noche de Halloween hace cuatro décadas.