EFE

Vivir la experiencia de ser un preso, al menos por un día y sin ninguna consecuencia penal, es lo que el empresario Geronimos Dimitrelos quiere ofrecer a los turistas que visiten Vero Beach, en Florida (EE.UU.), y se alojen en su "cárcel".