EFE

Bruselas afronta la recta final del año con el reto de volver a situarse en el mapa turístico, tras un año negro marcado por los atentados y el clima de inseguridad que ha lastrado a sectores como los de la hostelería y la restauración, esperanzados en revertir, por fin, las cifras negativas.