Jessica Mulroney en la boda de los duques de Sussex

SHOWBIZ

Esta semana Jessica Mulroney ha regresado a Instagram por primera vez en dos meses para celebrar el décimo cumpleaños de sus gemelos. La estilista canadiense se había mantenido alejada de esta plataforma tras protagonizar una polémica con otra influencer que le costó su programa de televisión y los contratos de colaboración con varias marcas, y según las malas lenguas, también su amistad con la duquesa de Sussex.

Uno de sus seguidores ha mencionado el supuesto distanciamiento que se habría producido entre ambas mujeres en la sección de comentarios de la publicación que Jessica quiso dedicar a sus retoños, y ella no ha dudado en contestarle para tratar de desmentir de una vez por todas esos rumores.

Publicidad

"Ya hemos tenido suficientes noticias falsas de los tabloides. Parad", ha escrito en respuesta a un mensaje que se burlaba de la forma en que la esposa del príncipe Enrique la habría dejado de lado en sus peores momentos.

Por otra parte, Jessica no ha ocultado lo duro que ha resultado lidiar con la repercusión del vídeo publicado por una vlogger llamada Shasa -una mujer negra y madre soltera-, en el que esta aseguraba que había tratado de utilizar su posición privilegiada como mujer blanca en la industria de la moda para hundir su carrera. Al parecer, Jessica se había sentido ofendida por una de sus publicaciones acerca de la falta de compromiso de muchos influencers con el movimiento Black Lives Matter y habría amenazado de forma poco sutil con ensuciar la reputación de Sasha.

La tormenta mediática que se desató cuando esas acusaciones salieron a la luz supuso un duro golpe psicológico para Jessica y consiguió que perdiera las ganas de seguir adelante, según ha confesado ahora.

"Mi increíble familia ha tenido que ver a mamá en su peor estado. Estos dos niños no se han separado de mi lado en ningún momento y me han dado la voluntad de vivir y de trabajar duro mientras todo se derrumbaba a mi alrededor. Se merecen el mejor de los cumpleaños", ha asegurado Jessica, para prometerles a todos que a partir de ahora la situación no hará más que mejorar.

Publicidad