Mariah Carey quiere que sus hijos tengan 'una vida normal'

Una de las mayores preocupaciones de la cantante Mariah Carey a la hora de conciliar su carrera profesional y su vida familiar es que sus gemelos, Monroe y Moroccan -fruto de su fallido matrimonio con Nick Cannon-, sigan teniendo una "vida normal" dentro de lo posible.

"Quiero que se sientan normales pese a todo. Así que, si llegamos a un punto en el que deciden que ya no les gusta viajar, no tendrían que acompañarme a todos lados. Pero por ahora les encanta viajar. Si nos quedamos en casa más de cinco días seguidos, me preguntan: '¿Cuándo vamos a volver a montar en avión?'. Les gusta de verdad. Les gusta hacer cosas nuevas y descubrir otros sitios. Les encanta la torre Eiffel. Es maravilloso, y yo me lo paso genial con ellos", afirmó la estrella de la música a la revista Clash.

Actualmente Mariah se encuentra de vacaciones en Cannes (Francia) junto a su prometido James Packer y sus pequeños para desconectar unos días de sus intensos compromisos profesionales, antes de retomar el próximo mes de agosto su residencia en Las Vegas. Por su parte, Nick Cannon -que se separó de la intérprete en 2014- no ve ningún problema en que sus hijos lleven un estilo de vida radicalmente diferente al del resto de niños de sus edad siempre y cuando ambos mantengan los pies en la tierra.

"No veo ningún problema con que tengan una infancia excéntrica, diferente. Es fascinante y fantástico. Lo importante es enseñarles a ser humildes por encima de todo, a que sean respetuosos y te miren a los ojos al hablar, y a que digan 'sí, señora' y 'sí, señor'. Puedes ser una diva y humilde a la vez, Mariah es el mejor ejemplo de ello", aseguraba Nick a la revista DuJour.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes