Allison Janney regresa al trabajo tras hacerse con su primer Óscar

Pese a que tenía razones de sobra para disfrutar de la que podría haber sido una de las noches más largas y alocadas de su vida, teniendo en cuenta que anoche se hizo con el primer premio Óscar de su dilatada trayectoria interpretativa, la actriz Allison Janney dejó muy claro al final de la ceremonia que tuvo lugar en el Teatro Dolby de Los Ángeles que no sucumbiría a la tentación de salir a celebrar su galardón -el que la consagró como mejor actriz de reparto del año por su participación en 'Yo, Tonya'- para poder presentarse este lunes fresca y descansada en su lugar de trabajo.

"Tengo que estar a las diez en la mesa de lectura de 'Mom' [la popular comedia que protagoniza junto a Anna Faris], así que lo que voy a hacer es regresar directamente al trabajo. Estoy feliz de tener un trabajo después de conseguir algo tan grande, porque se te puede subir a la cabeza. Voy a extrañar mucho todo esto, así que al menos me alegro de que mis compañeros de la serie vayan a subirme el ánimo", bromeó en la zona de prensa con su preciada estatuilla en la mano.

Resulta comprensible que la que fuera protagonista de la aclamada serie 'El ala oeste de la Casa Blanca' vaya a echar especialmente de menos la temporada de premios que acaba de concluir, ya que ha salido victoriosa de todas y cada una de las ceremonias en las que estaba nominada, como las galas de los Bafta, de los Globos de Oro, y de aquellos sindicatos de la industria que entregaron sus distinciones el pasado enero.

"Llegó un momento en el que, sinceramente, había perdido la esperanza de que esto pudiera ocurrirme a mí", expresó la artista de 58 años todavía incrédula sobre el vuelco que ha dado su carrera en el transcurso de este último año.

"La verdad es que en el cine no había llegado a recibir los papeles adecuados. Por eso estoy tan contenta de que [Steven Rogers] escribiera este papel especialmente para mí, para que pudiera mostrar un lado de mí antes desconocido y todo lo que puedo ofrecer como intérprete. Jamás podré agradecérselo lo suficiente. Quizá le haré un buen regalo, probablemente le compraré un Rolex como punto de partida", explicó sobre el personaje que le ha valido el aplauso unánime del público y la crítica -la madre de la protagonista, a la que da vida Margot Robbie- y sobre el amigo guionista que le ha ayudado a coronarse finalmente en Hollywood.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes