Cuatro de cada cinco jóvenes en Panamá están desempleados

En la última década, época donde se amplió el Canal de Panamá, la economía creció un 76%. Se crearon 456 mil empleos, se duplicaron los salarios, siendo Panamá el país con mayor ingreso per cápita en Latinoamérica, así lo explicó el autor del estudio de Desempleo entre Jóvenes, René Quevedo.

Detalló que hace 10 años uno de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 24 años, estaba desempleado, en la actualidad cuatro de cada cinco lo está, es decir el 70% de los desempleados son jóvenes en este rango de edad. “Se trata de la bonanza económica excluyente, hubo más empleo pero menos empleos juveniles”, precisó Quevedo.

Según el experto en desempleo, el mercado está exigiendo mucho más. “Estamos enfrentando la más grave crisis de empleo juvenil en 13 años, la mayor cantidad de ninis (que ni estudia ni trabaja) en 14 años, y la peor epidemia delictiva de la historia... y por alguna razón nuestra educación no está sirviendo como plataforma para la inclusión social para estos jóvenes”, enfatizó.

Agregó que según un estudio del Banco Mundial, Panamá es el país latinoamericano con la mayor proporción de adolescentes que ven la educación como una pérdida de tiempo.

Entre las causas de desempleo juvenil, enlistó: la exclusión laboral, los jóvenes desertores (fuera del sistema escolar), y con responsabilidades familiares a temprana edad. Además, “nuestro sistema educativo está divorciado de la realidad laboral del país... nuestra educación nos enseña de todo menos a cómo ganarnos la vida”, manifestó Quevedo.

“Estamos en una coyuntura socioeconómica inédita... la educación no debe ser solo la estrella, sino todo el sistema solar”, acotó.

En Panamá se cometen 630 mil delitos por año, es decir 1.2 delitos por minutos, sin embargo, Quevedo calificó este problema como uno a corto plazo. La preocupación mayor del experto radica en el impacto que se está teniendo en el ámbito laboral por la automatización.

Antes del 2030 el 80% de empleos serán automatizados, es decir la mayoría de jóvenes adultos están entrando a un mercado laboral para el que no están preparados. Esto, de acuerdo con Quevedo, los condena a precariedad, a empleos de baja remuneración o temporales, y trabajos repetitivos (que serán automatizados).

“La educación es el único camino para adoptar estos cambios tecnológicos... necesitamos que los jóvenes crean en la educación”, manifestó.

“Siempre hemos enfocado el empleo juvenil en la oferta... sin embargo nuestro gran problema es la demanda. Debemos generar confianza en Panamá como país de oportunidades, donde vale la pena invertir y generar empleos”, sugirió.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Tu emisora... Parte de tu vida