La Tepesita se fue hasta Las Minas de Herrera, porque el pueblo está de fiesta y las montas de toro y la música típica no podían faltar.