En 1912 se registraron las primeras votaciones por parte de privados de libertad, pero no enjuiciados. Sin embargo desde el 2006 se reformo la Ley Electoral, ejercen su derecho al sufragio los que están detenidos de manera preventiva como los que cumplen condena.