IRÁN Actualidad -  13 de noviembre 2017 - 10:21hs

Rohaní pide colaborar a todos los organismos para ayudar a víctimas de sismo

El presidente iraní, Hasan Rohaní, pidió hoy la colaboración de todos los organismos oficiales competentes y a los equipos de rescate para alojar a los damnificados por el terremoto y atender a los miles de heridos.

El seísmo, de 7,3 grados en la escala de Richter, devastó varias poblaciones de la provincia de Kermanshah, en el oeste de Irán y fronteriza con Irak, causando más de 340 muertos y 5.900 heridos.

"Es imperativo que todos los organismos responsables y de rescate en estas provincias y las vecinas trabajen juntos en plena colaboración para utilizar todas las capacidades disponibles para proporcionar socorro, alojamiento y atención a los heridos", dijo Rohaní en un comunicado.

El presidente garantizó que su Gobierno apoyará a las víctimas con "todos sus recursos, movilizando las capacidades de todos los órganos a nivel nacional y local".

También explicó que se ha mantenido desde el comienzo "en constante contacto" con las autoridades de Kermanshah y con el ministro del Interior y que se han movilizado los recursos de instituciones públicas y militares, así como de las ONG.

En su nota, el mandatario rogó a Dios por los iraníes que perdieron la vida en esta tragedia y expresó sus deseos de pronta recuperación a los heridos y sus condolencias a las familias de los fallecidos.

Las operaciones de búsqueda se desarrollan a contrarreloj para intentar salvar a posibles supervivientes entre los escombros de los numerosos edificios derrumbados.

Los hospitales de las localidades de Sarpul Zahab, Eslamabad Gharb y Ghasr Shirin, las más damnificadas, están colapsados, por lo que muchos heridos están siendo trasladados a otros centros.

Para facilitar el traslado, las autoridades han enviado unas 140 ambulancias y una veintena de helicópteros, según la Organización de Gestión de Crisis de Irán.

Se espera que Rohaní visite en las próximas horas la región, a la que ya se desplazó una delegación encabezada por el ministro del Interior, Abdolreza Rahmani Fazli.

El seísmo se produjo a las 21.18 hora local del domingo (18.18 GMT) cerca de la ciudad iraquí de Halabya, en la región del Kurdistán, fronteriza con Irán, a una profundidad de 33 kilómetros, y ha tenido decenas de réplicas.

Irán tiene una gran actividad sísmica. Los terremotos más graves hasta la fecha se produjeron en diciembre de 2003 y en junio de 1990, cuando perdieron la vida 31.000 y 37.000 personas, respectivamente.

FUENTE: EFE