El béisbol en 2020 tendrá que ser muy flexible

AP

PHOENIX (AP) — Ha sido otra semana ideal de clima de marzo en el centro de Arizona, con temperaturas de más de 20 Celsius (70 F) y abundante sol.

Perfectas para un partido inaugural de la temporada de Grandes Ligas entre los Diamondbacks de Arizona y los Bravos de Atlanta que no va a disputarse como estaba planeado debido a la pandemia de coronavirus. Esa realidad no podía ser más evidente el jueves, con el estadio Chase Field casi en completo silencio.

Publicidad

Pero el clima es también un recordatorio de lo que pudiera suceder cuando se reanuden las acciones, si sucede. Después de todo, es muy similar a como se sentiría el béisbol en noviembre e incluso en diciembre en esta parte del mundo.

En el universo alterado de las Grandes Ligas _ paralizado hasta al menos mediados de mayo mientras el mundo entero lucha contra el COVID-19 _ casi todo es posible si comienza la temporada de 2020.

Publicidad

“Cada año, uno espera ser la sede de la Serie Mundial”, dijo el dueño de los Diamondbacks Ken Kendrick este mes al discutir opciones para una temporada aplazada, incluyendo sedes neutrales para los playoffs.

“Quizás tenemos un poco de ventaja en ello·”, añadió.

Sus comentarios causaron risas, y el propio Kendrick sonrió, pero añadió que no estaba bromeando sobre una situación tan grave como la pandemia. Aunque la idea de una Serie Mundial en un sitio neutral parece inconcebible, se viven tiempos extraños y el deporte debe ajustarse mientras trata de determinar lo que pudiera ser la temporada.

Aunque nadie sabe a ciencia cierta qué sucederá, seguidamente hablamos de unas pocas opciones:

DOS EN UN DIA

Es difícil imaginarse a los equipos con el tradicional programa de 162 partidos si la temporada no comienza hasta mediados del verano. Pero una forma de resolverlo sería de la vieja escuela: carteleras de dos juegos.

Eso fue una vez parte del calendario regular de las mayores, pero han desaparecido a excepción para compensar por partidos aplazados por lluvia. La temporada 2020 pudiera ser diferente, con los equipos jugando ocho y quizás nueve partidos por semana.

Si es así, probablemente se consideraría ampliar las nóminas para ayudar a impedir el agotamiento de los jugadores _ especialmente los pitchers. MLB ya había cambiado las reglas para permitir 26 jugadores en las nóminas activas esta temporada y la cifra pudiera subir a 28 o incluso 30.

El pitcher de los Mellizos Taylor Rogers dijo que los equipos y jugadores quieren disputar la mayor cantidad posible de partidos.

“Eso es lo mejor para ambos y también para los fanáticos”, dijo Rogers. “Creo que lo que se puede hacer para jugar la mayor cantidad, pues todos saldrán ganando en ese aspecto”.

EN EL PASADO

El béisbol ha hecho ajustes improvisados al calendario previamente. Hace casi 40 años, hubo una huelga en medio de la campaña de 1981 que evaporó casi dos meses de partidos de una temporada recordada por la brillante campaña de novato de Fernando Valenzuela y la victoria de los Dodgers de Los Ángeles en la Serie Mundial.

Esa campaña quedó dividida en dos mitades y los playoffs fueron expandidos a ocho equipos, en lugar de los cuatro regulares. Los ganadores de las divisiones en cada mitad jugaron entre sí antes de eventualmente avanzar a la serie de campeonato de cada liga y la Serie Mundial. Los equipos jugaron 110 partidos en la campaña regular _ que tuvo entre sus puntos destacados a Pete Rose rompiéndole el récord de hits de la Liga Nacional a Stan Musial.

PELOTA DE OTOÑO

La campaña regular de 2020 debe culminar el 27 de septiembre, pero es posible que la actividad se prolongue a octubre o noviembre. Eso no sea mayor problema en ciudades de clima cálido como Houston y Los Ángeles o con techos retráctiles como Toronto.

Pero, ¿jugar de noche en noviembre en Denver, Chicago o Boston? Brrrrrrr.

SITIOS NEUTRALES

Una solución para jugar en clima frío es trasladarse a sitios neutrales. Los equipos podrían regresar a sus sedes de pretemporada en Arizona y Florida a fines de otoño, lo que reduciría los desplazamientos de modo que puedan jugar más partidos en un tiempo más corto.

Una Serie Mundial en una sede neutral como Phoenix o Miami será algo distinto. Pero es algo que resulta ideal para el Super Bowl.

Kendrick y el presidente de Arizona Derrick Hall dijo que la franquicia estaría dispuesta a abrir su zona en el caso que los clubes quieran usar sus estadios de pretemporada e incluso el Chase Field para juegos de la temporada regular o los playoffs.

CREATIVIDAD

Jugadores y ejecutivos están de acuerdo en una cosa: si se juega este año, ser flexible es clave.

¿Doble carteleras con juegos de siete innings? ¿Expandir los playoffs? ¿Un torneo todos contra todos en ciudades neutrales? Algunas opciones tienen más oportunidad que otra, pero todo está sobre la mesa.

Lo único definitivo: todos quieren jugar lo más pronto posible y en condiciones seguras.

“El béisbol siempre ha tenido un papel importante en que el país vuelva a la normalidad”, dijo Hall. “Ya sea con el 11 de septiembre o en este caso, después de superar el coronavirus. Sabremos que la vida ha vuelto a la normalidad cuando se abran las puertas de los estadios”.

Publicidad

Publicidad