EFE

El mundo entero miraba anoche expectante al cielo para ver la lluvia de estrellas, conocidas como Perseidas, que tiene lugar cada año por estas fechas