PERÚ Ciencia -  18 de marzo 2016 - 16:22hs

El fenómeno de El Niño inició su fase de declinación en Perú

El Comité Multisectorial encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN) informó hoy que mantiene el estado de alerta, aunque el evento inició su fase de declinación en las costas de Perú con el ingreso de una onda Kelvin fría.

En la primera quincena de marzo se registró el paso de la onda Kelvin cálida, aunque con una magnitud débil, agregó el informe oficial del ENFEN.

Para abril, se espera el arribo de una onda Kelvin fría a la costa peruana, la cual contribuiría a la normalización de las condiciones oceanográficas, agregó la fuente.

Sin embargo, el ENFEN indicó que no se descartan algunos episodios aislados de lluvias fuertes, principalmente en las partes medias y bajas de las regiones norteñas de Tumbes y Piura, de 35 a 60 milímetros por día.

La frecuencia e intensidad de esas precipitaciones iría disminuyendo hacia fines de marzo debido a la declinación de El Niño y de la temporada de lluvias, precisó.

En Piura se han reportado 3.646 damnificados que perdieron sus casas y 26.740 afectados que sufrieron daños menores, mientras que en la vecina Tumbes, fronteriza con Ecuador, se reportaron 179 damnificados y 10.800 afectados por las intensas lluvias por El Niño.

Además, el Gobierno peruano declaró 12 regiones en emergencia para tener mayor disposición de recursos para prevenir los efectos del fenómeno climático y atender a los damnificados.

El informe del ENFEN señaló que entre la cuarta semana de febrero y la primera semana de marzo, los vientos superficiales provenientes del Golfo de Panamá en el Pacífico Ecuatorial Oriental se intensificaron, favoreciendo el desarrollo de la banda secundaria de la Zona de Convergencia Intertropical en el Hemisferio Sur.

"Esta condición sumada a la presencia de aguas cálidas y a la contribución de vientos del este provenientes de la Amazonía en los niveles medios y altos, dio lugar a lluvias extremadamente fuertes en Tumbes, Piura y partes altas de la región Lambayeque", agregó.

Asimismo, en la primera quincena de marzo, estos mismos vientos del este favorecieron la presencia de lluvias esporádicas en la sierra central y sur.

A raíz de las precipitaciones, los caudales de los ríos en la costa norte de Perú se presentaron por encima de sus valores promedio, pero con un comportamiento decreciente desde la segunda semana del mes, anotó.