Guano revela más colonias de pingüinos en la Antártida

AP

Científicos británicos dicen que existen más colonias de pingüinos emperadores en la Antártida de lo que se pensaba, con base en evidencia de excremento de las aves detectado desde el espacio.

Un estudio publicado el miércoles por científicos del British Antarctic Survey contó 61 colonias de pingüinos emperador en el continente, 11 más que el total confirmado previamente.

Publicidad

Los científicos usaron imágenes del satélite europeo Sentinel-2 para buscar manchas en el hielo que indiciaran la presencia de grandes cantidades de guano, o estiércol de pingüino.

El pingüino se reproduce en áreas remotas en las que las temperaturas pueden bajar a 50 grados Celsius bajo cero (-58° Fahrenheit). Los estudiosos han usado imágenes aéreas y de satélites para detectar colonias de esas aves marinas.

Peter Fretwell, un geógrafo del British Antarctic Survey y autor principal del estudio, dijo que el nuevo conteo es "una buena noticia", pero apuntó que las nuevas colonias eran pequeñas.

”Apenas elevan la población general entre 5 y 10%, a más de medio millón de pingüinos, o alrededor de 265.500 – 278.500 parejas de cría", dijo.

Los pingüinos emperador son vulnerables a la pérdida de hielo marino que se ha pronosticado debido al calentamiento global. Algunos estudiosos dicen que el número de colonias pudieran caer 30% para el final del siglo.

Algunas de las colonias recién descubiertas están ubicadas lejos de la costa, en hielo marino que se ha formado alrededor de icebergs encallados y que corren un riesgo particularmente elevado de desaparición.

Yan Ropert-Coudert, un ecologista que no participó en el estudio, dijo que aunque las imágenes de satélite son una herramienta poderosa para detectar colonias de pingüinos, se necesitan también exploraciones a gran escala y conteos en tierra.

La evaluación confiable de las poblaciones local y global es necesaria para los organismos de conservación a la hora de decidir las medidas necesarias para proteger la especie, dijo Ropert-Coudert, quien encabeza la sección de ciencias biológicas en el Comité Científico para la Investigación en la Antártida.

Publicidad