La actriz Sarah Shahi

Agencia EFE

Los Ángeles, (EFE). La actriz Sarah Shahi, conocida por protagonizar la serie de televisión "Fairly Legal", pone el toque femenino a la testosterona de "Bullet to the Head", la nueva apuesta de acción de Sylvester Stallone, de estreno este viernes en Estados Unidos.

"Rodar con él fue uno de esos momentos en la vida que siempre recordaré y diré: ¡Guau! ¡Yo hice de hija de Stallone! Es un tipo generoso y colaborador en el plató. Es una estrella enorme y uno podía pensar que se comportaría como un estúpido, pero resultó todo lo contrario", explicó Shahi en una entrevista con Efe.

Publicidad

"Él era el primero en llegar al rodaje y el último en abandonarlo. Posee un gran sentido del humor y es capaz de reirse de sí mismo. Gastaba bromas constantemente. Nunca se refugiaba en su caravana y disfruta estando con los demás. Su carisma y encanto contagian", añadió.

Shahi, de 33 años, hija de madre española y padre iraní y descendiente del Sah de Persia Fath Ali Shah (1797-1834), interpreta en la cinta a Lisa, cuyo secuestro obliga a Stallone, que en esta ocasión encarna a un asesino a sueldo, a emprender una misión por salvarla y de paso vengar la muerte de su socio.

Se trata de la primera película en una década que dirige el especialista del género Walter Hill ("48 Hours", "The Warriors", "Red Heat"), con un reparto que incluye a Sung Kang ("Fast Five"), Christian Slater ("Broken Arrow") y Jason Momoa (de la serie "Game of Thrones"), entre otros.

"Walter es maravilloso. Para él, menos es más durante los rodajes. Es alguien de pocas palabras, de la vieja escuela. Sólo da instrucciones cuando lo ve necesario. Quiere a sus actores y ama lo que hace. Si te dice algo, si quiere corregir algo, es porque tiene razones legítimas. Y me encanta además porque sólo trabaja ocho horas al día", indicó la actriz entre risas.

Para Stallone, a sus 66 años, éste será un buen test para medir su gancho con el público estadounidense en una película cuyo peso, a diferencia de títulos recientes como las dos partes de "The Expendables", recae principalmente en sus propios hombros.

Recientemente su compañero Arnold Schwarzenegger pasó por ese mismo proceso con "The Last Stand", un sonoro fracaso en taquilla, mientras que Bruce Willis hará lo propio en unas semanas con la quinta entrega de "Die Hard".

Shahi, cuyo papel es el de una tatuadora, no tenía tatuajes en su cuerpo al comenzar el rodaje, pero le atrajeron tanto los diseños que lució en la película que decidió hacerse nada menos que seis al concluir la producción.

Para la explosiva actriz, que creció en Texas e incluso llegó a ser animadora de los Dallas Cowboys antes de emprender su carrera en Hollywood, "Bullet to the Head" es su película más ambiciosa hasta el momento tras pasar por series como "The L Word", "Life", "Chicago Fire" o "Person of Interest".

Publicidad