EEUU Cine - 

Drew Barrymore no puede resistirse a los noodles

La actriz Drew Barrymore está disfrutando mucho de su embarazo y su mayor antojo están siendo los noodles fritos, ya que no puede parar de comerlos, aunque es consciente de que no es la comida más conveniente en su estado."Lo único en lo que puedo pensar es en noodles fritos en su salsa.

Después de comerlos te hinchas como un pez globo, pero están demasiado buenos como para preocuparse por ello", señaló a la revista de moda y belleza Elle. La intérprete estadounidense y su marido, Will Kopelman, están impacientes por ver la cara de su bebé. Y no son los únicos. Su hija Olive (17 meses) ya da muestras de su entusiasmo por tener un compañero de juegos.

"No para de tocarme la barriga y repetir: 'bebé'. Es muy lista", comentó la actriz al portal US Weekly.Tras pasar su infancia en la industria del espectáculo, Drew Barrymore -que saltó a la fama a los ocho años por su papel en 'E.T.'- conoce muy bien los riesgos de la popularidad y la presión que Hollywood puede llegar a ejercer, por lo que está decidida a inculcar a sus hijas la confianza en sí mismas que a ella tanto le costó alcanzar. "Quiero que aprendan que la inseguridad no es una opción. El día que decidí aceptarme tal y como soy cambió mi vida", sentenció la actriz.