Tony Frangias

El director, actor, escritor, productor y también compositor Clint Eastwood nos trae a la gran pantalla la increíble historia de un vuelo que podía haber acabado en una tragedia y sin embargo se convirtió en una de las más importantes hazañas de la aviación, cuando el 15 de enero de 2009 un avión que salía de un aeropuerto en Nueva York sufre el impacto de una bandada de aves en sus motores, dejándolo sin impulso, y como su capitán Chesley "Sully" Sullenberger logra aterrizar la aeronave en la aguas del río Hudson, salvado así a las 155 vidas a bordo.

El filme, más que mostrarnos el incidente y posterior rescate, lo cual Eastwood logra de forma impecable, se centra en lo que ocurre después. Vemos como a un capitán, a quien se le llamó un héroe, los encargados de aviación comienzan a cuestionar sus acciones, tratando de mostrar, por medio de simuladores y otras investigaciones, de que el avión podría haber vuelto a un aeropuerto y así aterrizar en tierra, descartando el factor humano de la decisión tomada por el capitán y el hecho de que ambos motores fueron impactados.

Publicidad

Además presenciamos como este piloto se preparó para lograr su sueño de volar y como después del accidente tiene que enfrentar las presiones de la fama, siendo como una especie de Charles Lindbergh moderno, y al mismo tiempo como debe defenderse ante los esfuerzos de otros por dañar su reputación. Y no solo vivimos lo que pasa en la cabina, también lo que ocurre con la tripulación y los pasajeros, previo a abordar, durante el vuelo y lo que pasa en el rescate, identificándonos más con al lado humano de este hecho histórico.

En el papel del capitán está Tom Hanks, quien realiza una excelente actuación y físicamente se parece al personaje real. También la cinta cuenta con las actuaciones Aaron Eckhart, como el copiloto Jeff Skiles, además de Laura Linney, Mike O'Malley y Anna Gunn, entre otros, además de personalidades reales de los talk shows y las noticias de los Estados Unidos, como David Letterman y Katie Couric.

La cinta no solo es un estudio de sus personajes, sino que también nos presenta los procedimientos de la seguridad aérea, con una impecable edición, impactante sonido, muy buenos efectos visuales y una actuación que podría darle otra nominación a Tom Hanks para los próximos premios de la Academia. No ha sido nominado desde la ceremonia del 2001 por la película "Naufrago".

Definitivamente recomiendo "Sully: Hazaña en el Hudson", con la cual, a sus ya 86 años de edad, Clint Eastwood sigue demostrando que es uno de los más grandes realizadores de la industria del cine.

Publicidad