Kim Cattrall

SHOWBIZ

La posibilidad de que se ruede una tercera película de 'Sexo en Nueva York' ha quedado en el aire después de que Kim Cattrall se negara rotundamente a meterse una vez más en la piel de Samantha Jones, ni siquiera a cambio de una cifra desorbitada, porque no estaba dispuesta a volver a trabajar en 'un ambiente tóxico' o con la estrella protagonista, Sarah Jessica Parker.

Su salida dejaba solo tres opciones al creador de la serie, Darren Star: 'matar' a su personaje, sustituirla por otra actriz o renunciar a cerrar la historia de Carrie Bradshaw con el final que tenía en mente.

Publicidad

Cynthia Nixon, que se encargó de dar vida a Miranda Hobbes durante seis temporadas y dos filmes, se ha visto ahora en la incómoda situación de opinar sobre la posibilidad de reemplazar a Kim, con quien ella sí parece mantener una relación cordial, y hacerlo además con otra rubia muy famosa: Sharon Stone.

"Creo que Sharon lo haría de maravilla, por supuesto. Kim estuvo increíble como Samantha, y creo que Sharon podría hacer suyo el personaje, pero he oído comentar a muchas personas, incluida la propia Kim, que si decidiéramos incluir a una cuarta mujer, quizá debería de ser alguien de color, y me parece una idea estupenda", ha señalado Cynthia en el programa 'Watch What Happens Live With Andy Cohen', en el que coincidió casualmente con Sharon.

La aludida prefirió salirse por la tangente y limitarse a comentar que sería un honor trabajar con la actriz.

Lo que ha quedado claro es que hacer cambiar de idea a Kim Cattrall está completamente descartado, porque ella no echa de menos ni a sus antiguas compañeras de reparto ni el papel que la convirtió en una estrella.

"Todo está en Google. Animo a cualquiera a que busque allí todo lo que he dicho al respecto. Creo que eso ha quedado ya en el pasado, y cuando miro a mi alrededor y veo el momento en que me encuentro, no me arrepiento de nada", ha afirmado en una nueva entrevista a Los Angeles Times.

Publicidad